Repensar el estado del bienestar

|

ANTONIO

Antonio Argandoña. Profesor de Economía y titular de la Cátedra 'la Caixa' de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo del IESE
 
Los europeos nos hemos acostumbrado al estado del bienestar, hasta el punto de considerarlo un derecho fundamental de todos los ciudadanos o, en algunos países, de los que participan o han participado en el mercado laboral. Y, efectivamente, es una institución singular, que cubre un conjunto de objetivos sociales como la provisión de rentas y servicios mínimos en determinadas situaciones, la garantía de un seguro público ante emergencias personales o familiares, o la cobertura de necesidades de la persona o de la familia que pueden tener efectos externos importantes sobre otras personas o sobre toda la sociedad. 

Sense comentarios

Escriu el teu comentari




No s'admeten comentaris que vulnerin les lleis espanyoles o injuriants. Reservat el dret d'esborrar qualsevol comentari que considerem fora de tema.
ARA A LA PORTADA
ECONOMIA
Llegir edició a: ESPAÑOL | ENGLISH