ARNALDO

Redacció Catalunyapress

En coincidencia casi exacta con el día de la salud (aquel en el que decimos "mientras haya salud...", una vez mirada la lista de la lotería y comprobado que no tenemos ningún premio importante), primero en la red, y después en diversos medios, volvía a ser noticia el prisionero y ex dirigente de la izquierda radical vasca Anarnaldo Otegi.

Este elegante, o al menos habitual portador de ropa de marca que ha sido portavoz durante varios años los independentistas más radicales de Euskalherria, habría dirigido una carta, en español, a un ex miembro destacado de ETA también encarcelado pero en otro centro, donde reiteró la convicción de que ha terminado el tiempo de la "lucha armada", y hay que seguir los acuerdos supuestamente tomados en Altsasu (Alsasua-Navarra) en una reunión de correligionarios para dar el paso, negociado, la reconversión en fuerza política democrática.

El mensaje no tiene nada de nuevo, como mínimo en los últimos tiempos. De hecho, la hasta ahora última detención de Arnaldo, junto con un grupo de compañeros se produjo cuando se habían encontrado, según decían ellos mismos, para redactar un manifiesto y propuesta en favor de la nueva vía independentista al margen de las armas.

Lo que resulta destacado es la intención que Oregi parece haber dado a su gesto. Se han destacado, con acierto, dos características de la misiva: que fuera redactada en español, y que haya sido enviada de prisión en prisión, dando por supuesto que sería "controlada" por las autoridades penitenciarias, y posteriormente por otros de la Estado. La conclusión no puede ser sino la voluntad del autor de una gran difusión para el contenido de un escrito tan "goloso" para sectores muy diferentes de creadores de opinión.

Nos encontramos casi en la víspera de Navidad y hace ya algunos meses que no hemos oído hablar de hechos violentos de ETA (tocamos hierro, madera o lo que sea necesario). Es cierto que la organización ha sido debilitada por las actuaciones exitosas de los cuerpos de seguridad españoles y franceses. Pero la extrema facilidad con que se pueden cometer atentados con un mínimo de medios humanos (una sola persona) y materiales (una sola arma) parecería abonar lo que muchas personas de buena voluntad nos empeñamos en creer, y es que algo está cambiando en la percepción de una parte importante de los activistas, o potenciales activistas, que ya ven inútil lo que hasta ayer por la tarde consideraban una "guerra necesaria", por utilizar una expresión de Barack Obama.

Claro que en el escrito de Arnaldo Otegi se puede ver una estrategia de la defensa legal, como hemos visto otros, también sorprendentes a primera vista, en procesos judiciales abiertos de ámbitos absolutamente diferentes. Y más, en fechas tan próximas a las fiestas navideñas. Pero eso no quita la posibilidad de que contenga una dosis variable de sinceridad y de credibilidad, del cero que parece mantener el ministro Pérez Rubalcaba cada vez que habla de este asuntos, al diez en personas cercanas a la ideología del autor de la carta y muchas más, que no la comparten en absoluto. Especialmente en el País Vasco.

Sense comentarios

Escriu el teu comentari




No s'admeten comentaris que vulnerin les lleis espanyoles o injuriants. Reservat el dret d'esborrar qualsevol comentari que considerem fora de tema.


Més autors
Opinadors
Llegir edició a: ESPAÑOL | ENGLISH